El detalle de regalar flores

Descubre el significado de las flores y qué flores regalar en cada situación

A propósito de flores, hay una frase que me viene a la mente y recuerdo que la escuche en una pelicula y en su momento, no le di mayor importancia. Sin embargo, ahora le encuentro utilidad: “¿por qué no puede haber una película que trate solo de flores?”. Uno de los personajes del filme, guionista al mismo tiempo, explicaba apasionadamente el camino que deseaba seguir en la creación de un guión adaptado de una novela llamada “El ladrón de orquídeas”. Este personaje, Charlie, deseaba hacerle justicia a la novela y que, a partir del guión que él escribía, se hiciera una película que simplemente “existiera y no dependiera de ninguna trama”.

De aquí se desprende mi analogía: aquellas ocasiones en las que alguien recibe o regala flores sin depender de ninguna “trama”, creo que son las más especiales; ocasiones en donde la motivación que teje el evento es un genuino sentimiento, el cual, a su vez, no está atado a ninguna expectativa.

¿Por qué regalar flores?

pareja flores regaloEl regalar flores es un gesto en la mayoría de los casos bien recibido y apreciado, son una gran manera de expresar un sentimiento: desde las ocasiones en las que algo hay que celebrar hasta en aquellas que la intención es revertir los efectos de algún evento desafortunado ¡y no sólo me refiero a arreglos florales para algún funeral o cuarto de hospital!.

Qué hombre no ha tratado de enmendar algún error cometido con su pareja con un costoso arreglo floral o el siempre recurrido ramo de flores compradas en la tienda de la esquina a medianoche.

El simple hecho de dar implica consideración, una acción carente de egoísmo y, en este caso, esa acción va representada de una manera delicada y sutil a los sentidos: colores, texturas y aromas. Todas las personas reaccionamos ante estos estímulos y una flor, de entrada, contiene exquisitas representaciones de estas características.

El lenguaje de las flores

Gladiolas, girasoles, tulipanes, claveles, rosas, alcatraces… De tantos colores como podamos imaginar: amarillas, anaranjadas, rojas, rosas, blancas, etcétera. Desde la antigüedad, se le ha tratado de dar un significado especial a cada flor y a cada color. Se sabe que, desde el siglo diecisiete, los turcos utilizaban las flores para enviar mensajes secretos y, siendo un código tan popular, la francesa Madame Charlotte de la Tour se dio a la tarea de identificar alrededor de 800 flores y ordenarlo en lo que fue el primer diccionario de flores, en el año de 1818, “Le Langage des Fleurs”.

De acuerdo a la región y a la cultura que estudiemos, podemos encontrar una gran diversidad de interpretaciones y usos, pero hay ciertas convenciones que prevalecen, entre las cuales están, por ejemplo:

Las rosas rojas, utilizadas para expresar amor y pasión.
Las rosas blancas, asociadas a la inocencia y pureza. Utilizadas popularmente, tal vez por eso, en las bodas.
Rosas amarillas, que expresan alegría y se asocian con frecuencia a la amistad.
¡Las rosas de color rosa! No podían faltar, expresan gratitud y agradecimiento, felicidad, crecimiento espiritual; seguramente habrás visto rosas de este color en alguna fiesta de quince años o celebración por el nacimiento de un bebé.
Los claveles, denotan distinción, elegancia.
Las margaritas, son utilizadas frecuentemente para demostrar sentimientos de afecto puro y desinteresado.
Y los tulipanes que, en sus diversos colores, se les da un uso muy similar al que se le da a las rosas…

En fin, no es la intención de este artículo el describir variedades, combinaciones y significados: los colores y las formas hablan por sí solos; pero, como en todo, ¡hay que saber elegir! Aún cuando se trate sólo de una flor o de una docena de ellas en un jarrón importado, la elección de la variedad, el color, el momento y el motivo, resultan cruciales.

No me refiero exclusivamente a la intención socialmente establecida, que reduce el regalo de flores a cuestiones románticas o a las etapas de una relación; recuerda, es la intención que, en su forma más pura es alegrar el día de alguien especial para ti, generar una sonrisa, ¡sorprender de una manera muy positiva! La intención es lo que cuenta.

Aquí te daremos 3 consejos básicos que sin duda te serán de gran utilidad para la próxima vez que desees expresar lo que sientes con flores:

Presta atención a las preferencias de la persona a quien le regalarás flores, puede ser esta la oportunidad para que desarrolles tu capacidad para observar y escuchar con detenimiento… Sorprende a tu pareja con un arreglo floral que tenga sus colores o sus flores favoritas generará una impresión mucho mejor que un simple ramo de 12 rosas rojas.

Como en cualquier otra situación, debes tener claras tus intenciones con la persona a la que le regalarás flores, ya que las flores mal elegidas ¡pueden enviar el mensaje equivocado! No tengas miedo de preguntar en la florería acerca de cuáles son las flores mas apropiadas para la persona, tipo de relación y ocasión.

En la mayoría de los casos, el tamaño no es lo que más importa ya que, aún cuando tu presupuesto sea limitado, no significa que tu capacidad para causar alegría también lo sea, una sola flor basta para alegrar el día de alguien, escógela con cariño y ya tendrás la mayor parte del camino recorrido.

Cito otra frase, de “El Ladrón de Orquídeas”, en donde el personaje de Susan Orlean, autora de la novela, dice: “Para aquel que viera la orquídea fantasma, todo lo demás parecería eclipsado”. El efecto que debemos buscar es aquél que, al recibir flores de alguien especial, haga que todo lo demás parezca eclipsado, ante la radiante belleza de los sentimientos expresados.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO

*

  1. GABRIEL, comentó hace 3 años:

    ….. NO ME CONVENCE LA RESPUESTA DE POR QUE?, LO ANALIZAN COMO ALGO QUE NACE INNATAMENTE EN LA PERSONA , PERO EN REALDIAD ES ALGO QUE SE TRAE POR COSTUMBRE, …… ME DEJA ALGUNAS DUDAS.

  2. Angeles, comentó hace 3 años:

    Interesante… y muy oportuno. El mejor de los detalles sin duda.

  3. Vanessa, comentó hace 3 años:

    No me gusta q me regalen flores

  4. daimí, comentó hace 2 años:

    lindísimo, tierno y para mis objetivos súper oportuno.gracias.